Eхαмιɴαr lα мeɴтe

Todos deseamos ser felices, pero para alcanzar esa felicidad es necesario saber quién somos, que es nuestra mente y como funcionan nuestras emociones, de donde vienen y como podemos trabajar con ellas. El deseo, el apego la ignorancia, la obsesión, la ira son algunas de ellas. Cuando no se sabe manejar estos sentimientos , es muy probable verse atrapado y perdidos en ellos, creando así más dolor y karma.

Se puede ser una persona muy buena y con muy buenos sentimientos, pero si se está atrapado en estos sentimientos perturbadores de nada nos sirve.
acumuladas, tales como la generosidad son destruidas por un solo instante de ira. No hay mal comparable al odio ni virtud similar que la paciencia, por tanto cultiva activamente la paciencia por todos los medios, con celo y premura”.

Qué podemos hacer? En el en Budismo se dice examina tu mente y cambiara tu vida.

Cómo examinar tu mente? el Lama Thubten Yeshe dice : “Observa sólo como percibes o interpretas cualquier objeto con el que se encuentra. Observa qué sensaciones surgen las agradables y desagradables. Después analiza: “Cuando percibo este tipo de visión, surge esta sensación, aparece esta emoción, discrimino de este modo y luego busca el por qué de cada una de ellas. Así se analiza la mente, no hay que hacer nada más. Cuando analizas tu mente del modo correcto, dejas de echar la culpa de tus problemas a los demás. Reconoces que tus acciones equivocadas vienen de tu propia mente engañada y confundida. Cuando estás preocupado por los objetos materiales externos, crees que la culpa de tus problemas son los propios objetos o las personas. Proyectar sobre los fenómenos externos esa visión confundida te hace infeliz. Cuando empiezas a comprender tu visión errónea, empiezas a darte cuenta de la naturaleza de tu mente y a poner fin para siempre a tus problemas”

Se puede observar la mente en todo momento, cuando trabajas, descansas, caminas, hablas. Al hacer esto dejas de observar las cosas desde la mente, lejos del ego.

Antes de hacer algo tienes que preguntarte por qué lo vas a hacer, cuál es tu propósito, en qué clase de asunto te vas a implicar. Si te parece que la opción que se te presenta va a causarte problemas, quizá no debas tomarla, si parece útil, beneficiosa, probablemente debas seguirla. Primero analiza , no actúes sin saber lo que te espera.

Cuando se quiere saber si nuestra decisión es desde una mirada egoísta, debemos analizar si nuestro propósito es sólo para nuestro bienestar o si también es de bienestar para los demás. Si también es bien para los demás y no perjudica a nadie, entonces es una buena decisión.

Hay que comprender que la naturaleza de la mente es diferente a nuestro cuerpo físico. La mente es como un espejo que refleja todo sin discriminación. Si tienes sabiduría analítica, puedes controlar el tipo de reflejo que permites aparecer en el espejo de tu mente. Si ignoras por completo lo que está ocurriendo en tu mente, ésta reflejará cualquier basura con la que se encuentre. Tu sabiduría analítica tiene que distinguir entre los reflejos que son beneficiosos y los que aportan problemas psicológicos. Finalmente, cuando comprendes la verdadera naturaleza de objeto y sujeto, se desvanecen todos tus problemas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: